Valor de referencia

Gfima consigue que uno de sus clientes ahorre 1.500 euros en impuestos.

El 1 de enero de 2022 entró en vigor una nueva Ley 11/2021 de 9 de Julio que modifica el valor por el que los compradores de una vivienda tienen que pagar impuestos a Hacienda. Ahora, hay que pagar por el valor más elevado, ejemplo: si compran por 100.000€ pero la casa está valorada por Catastro en 200.000€ tendrá que pagar impuestos por el valor más elevado. Sin embargo, Gfima se ha convertido en la primera inmobiliaria que consigue bajar este valor y así ahorrar dinero a su cliente.

Os contamos el caso y también para que podáis entender esta nueva Ley que muchas inmobiliarias ni conocen:
Nuestro cliente compró su vivienda el 14 de enero, con lo que la operación se regía ya por la nueva ley.  La compraventa se cerró por 35.400€ sin embargo, la vivienda estaba valorada en 61.788€ “CASI EL DOBLE”, con lo que el cliente y como la nueva ley establece debe pagar impuestos por el mayor de los valores, multiplicado por el tipo impositivo que en Castilla la Mancha es el 9% para este caso.
Dado lo injusto de la situación y la enorme diferencia entre ambas cantidades, decidimos reclamar y hemos obtenido una respuesta positiva. Conseguimos una bajada de este valor y aunque no fue hasta los 35.400€ que él compró, si hemos conseguido una rebaja de casi 20.000€ y que le devuelvan la cantidad de 1.500 euros.